Lola Flores, pro-trans e icono inmortal

En 1995 un cáncer se llevó a ‘La Faraona’, pero no su arte y la leyenda de una personalidad única que aún perdura. Estos son algunos motivos por los que a día de hoy sigue siendo un icono inmortal en la historia de nuestro país:

Ejemplo de superación

Hija de un tabernero y una costurera, luchó hasta llegar a la cima del espectáculo, cumpliendo su más grande sueño: bailar y cantar.

Show woman

Pasó por escenarios, por el cine, la prensa del corazón y por los platós de televisión. Así se formó el personaje, capaz de cantar y bailar o de sacar su bola de cristal para leer el futuro a los invitados o hablando con Carmen Sevilla de sus ligues.

Pro-trans

En su programa “Lola, Lolita, Lola” presentó a unas mujeres trans: “Estas mujeres han sufrido muchísimo y yo soy una admiradora y las trato con mucho respeto. Porque tienen todo el respeto de todo el que sabe estar en esta vida, que cuesta todo mucho cuando se nace con una cosa en la cabeza.”

Sin tabúes

No escondía su vida. Dijo que había abortado, que dejó de ser virgen e incluso que cobró al principio cuando se acostaba con clientes que iban a verla al tablao. Su sinceridad, desparpajo y gracia calaron en todo el público.

Pionera

Inventó el crowdfunding con su frase “Con una peseta que me dieran”, tras su deuda con Hacienda. Denunció el ‘slut-shaming’ (culpar a las mujeres por tener «demasiado» sexo) y naturalizó las drogas:”Te haces una rayita o te fumas un porro y no pasa nada”.

Más de 200.000 personas se despidieron de ella al final de la enfermedad. “Quiero que pasen delante de mí todos los mariquitas y la gente que me quiere mucho”, decía La Faraona. Este homenaje ilustrado va por ella.

¡Comparte este artículo!

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

También te puede interesar...